Lifestyle, Sin Categoría

Orden y éxito: ¿Por dónde empezar?

Podríamos pasar horas hablando de lo bien que influye el orden en tu vida (y seguramente hablaremos de esto), pero a veces esto puede ser abrumador, sobre todo cuando apenas estás transformando tus hábitos.

El orden está bastante relacionado con la disciplina y, si no eres de los que fueron dotados con esta virtud desde pequeño, precisamente ser alguien disciplinado no es algo que se consigue de la noche a la mañana.

Hemos decidido entonces que, antes de spoilearte lo maravilloso que es tener todo en orden, mejor vayamos paso a paso, con calma pero progresiva, hasta que puedas experimentarlo por ti mismo. Así que te daremos siete claves para empezar a ser odenado(a).

1.Encuentra el momento: entrar al magnífico mundo del orden es una decisión propia, una necesidad con la que haces click en algún momento de tu vida. Si bien nadie puede obligarte, tú mismo puedes ir motivándote, ya que un ambiente ordenado propicia también tranquilidad mental y con eso mejoras en otros aspectos personales.

Da el primer paso cuando quieras

2. Rodéate de motivos positivos: para que vayas generando esa motivación, busca los estímulos adecuados. Sigue cuentas relacionadas, lee blogs, júntate con personas ordenadas, abre tu mente y fíjate en lo bien que vive la gente organizada y disciplinada.

3. Deshazte de las sobras: todas las expertas en orden coinciden en que lo principal para organizar, es botar. En nuestra vida hay muchas cosas que están de más, desde las facturas acumuladas en la cartera hasta pensamientos dañinos. Antes de poner orden necesario, primero hay que dejar de lado lo innecesario.

4. Ve por partes: empieza por algo pequeño: tu bolso, un cajón, tu lista de reproducción, tu e-mail, luego tu closet y así le vas agarrando el gustico, ya que por cosas químicas cerebrales inevitables, te vas a sentir increíblemente bien cada vez que termines de organizar algo.

Empieza por cosas simples hasta llegar a lo más complejo, como tu ropa

5. Aprovecha el impulso: no importa si es uno pasajero, si sólo se trataban de diez minutos de poner orden. Así es como vas avanzando. Muy pronto te sorprenderás organizando espacios por pura inercia y gusto.

6. Disfruta el proceso: no te presiones, tal como te hemos explicado, si empiezas por partes es inevitable que empieces a disfrutarlo hasta que te guste. Para esto también recomendamos escuchar buena música, tomarte el tiempo que amerite cada tarea y seguir tu ritmo. La idea es que sea un hábito feliz.

7. Busca ayuda experta: puedes empezar por algo general (como leer libros de Marie Kondo) o ir directo a alguien que te brinde apoyo personalizado. En Urbana Lavandería contamos con este servicio, no solo al afiliarte a cualquiera de nuestros planes (en los que te devolvemos la ropa bien dobladita), ¡sino que también podemos ir a tu casa y ordenar tu clóset! Mira nuestros planes o escríbenos para cotizar.

Posts Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *